Viernes Abril 19, 2019
Sábado, 26 Septiembre 2015 00:44

Recomienzo

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Ha pasado ya un año de mi última entrada en The Fuente Palmera Times. Y tras ese período creo que ha llegado el momento de dar por concluido aquel primer proyecto de blog personal e iniciar un nuevo blog menos centrado en la actualidad y más en la reflexión.

Vivimos en una sociedad de lo inmediato, donde las noticias se suceden sin parar y donde lo publicado hace sólo una semana pasa a considerarse casi prehistoria. Desgraciadamente, numerosas cuestiones necesitan una reflexión más profunda que la que dan generalmente en los medios de comunicación. Mi objetivo es pues tratar de acercarme a determinados temas que considero especialmente interesantes desde el punto de vista social, cultural y científico, tratando de presentar un enfoque racional sobre esos temas y denunciar lo que no son más que falacias disfrazadas de progresismo, porque considero que la Izquierda es racional a la hora de presentar a la sociedad sus propuestas o no será más que una caricatura de si misma incapaz de aportar ningún cambio real a la sociedad.

En los aproximadamente cuatrocientos años que van desde Galileo hasta nosotros el conocimiento científico ha propulsado una revolución que ha cambiado más profundamente la forma de vida de la humanidad de lo que esta cambió en los 4.000 o 5.000 años anteriores. "El pasado era una mierda", como decía el Blog 'La pizarra de Yuri' en un artículo que ya es todo un clásico que recomiendo leer(http://lapizarradeyuri.blogspot.com.es/2010/03/el-pasado-era-una-mierda.html). Tal y como relata este artículo, el mundo idílico de nuestros antepasados, en el que crecían grandes cantidades de alimentos orgánicos, donde la gente disfrutaba de una salud enorme al no sufrir contaminación radioeléctrica ni eran fumigados por chemtrails desde aviones de pasajeros, sencillamente no existió. En su lugar, los hombres y mujeres del pasado(en algunos sitios como Fuente Palmera hasta hace bien poco) tuvieron que lidiar con terribles enfermedades hoy casi olvidadas, con grandes hambrunas y con injusticias sociales inimaginables hoy en día. En la raíz de los cambios que han llevado a mejorar sustancialmente nuestra situación, ha estado invariablemente la investigación científica como un factor básico. Es por tanto innegable el potencial que la ciencia ha tenido y tiene para mejorar el futuro de la humanidad. Un potencial que no puede ser ignorado por la Izquierda. La revolución científica fue la madre de la Ilustración de la que nacieron las ideas de libertad, igualdad y solidaridad que 200 años después de la Revolución Francesa siguen siendo la base ideológica de la Izquierda y los principios fundamentales que deben presidir una democracia. Posteriormente, los grandes padres del socialismo, Marx y Engels, pese a denunciar la apropiación de la ciencia por el capitalismo para servir a sus fines, jamás negaron la validez de sus teorías, ni el potencial que esta tiene para mejorar la vida de la clase trabajadora.

Cabe preguntarse qué lleva a gente que se considera heredera de esta tradición a adoptar cada vez posturas más irracionales, perdiendo el tiempo en protestar contra los supuestos perjuicios de las radiaciones electromagnéticas(http://hipertextual.com/2015/08/hipersensibilidad-electromagnetica-pablo-iglesias), cuando tenemos tantas cosas reales por las que luchar.

Por supuesto, este no será el único tema sobre el que me gustaría escribir en esta nueva etapa. Ya que la ilusionante victoria de Izquierda Unida en La Colonia de Fuente Palmera abre una nueva y muy interesante etapa en nuestro municipio. Son muchos los retos que tiene por delante el nuevo equipo de gobierno, el cual desde luego no lo va a tener fácil con un partido socialista que sigue empeñado en considerar el ayuntamiento como una propiedad privada de la familia Guisado y que ya demostró frente a los gobiernos posteriores a Guisado, incluidos los del propio PSOE.

Pero a diferencia de otras ocasiones, en este caso, frente al caciquismo que quiere volver al pasado, se encuentra una renovación de la política como nunca se ha visto hasta ahora en nuestro pueblo. La renovación de Izquierda Unida, junto con la espectacular entrada de Jóvenes por La Colonia, hace presagiar que estamos ante una nueva etapa en la política colona que puede suponer por fin la ruptura con las viejas prácticas del pasado. Seguir atentamente este proceso de cambio también es un objetivo de este blog.

Espero que mis limitadas aptitudes como articulista estén a la altura del propósito que me marco, y que los lectores de este blog encuentren un punto de inicio para el debate y la reflexión.

Modificado por última vez en Miércoles, 07 Octubre 2015 00:30

Lo último de Juan Segovia

Más en esta categoría: Falacias »
Inicia sesión para enviar comentarios
Mantersol

Nuestras Firmas

soniarovira sergiogarcia emiliodominguez merchepena jesusalinquer myriamarmela franciscotubio silviacabello ongouzal juansegovia manololeon BannerBernabe