Miércoles Enero 23, 2019
Jueves, 01 Enero 2015 00:00

De beber y ser bebido(por el olvido)

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Malditas Navidades aquellas que tengamos que rememorar por tristes causas.

            “Las primeras impresiones son las que cuentan”. Si bien no siempre se cumple este pensamiento bien es cierto que a veces sólo hacen falta unos minutos para conocer a una persona, o por lo menos para hacernos una idea de ella (nunca terminamos de conocer a nadie, ni tan siquiera a nosotros mismos).

Hace unas semanas tuve ocasión de conocer en el trabajo a una persona mayor, afable como casi todas las de edad avanzada, hombre de valores nobles y firmes. Se creó en el momento una buena relación entre ambos, intercambiamos una amistosa charla sobre temas triviales y tras un apretón de manos este hombre prometió que me traería, sí o sí, un regalo de su pueblo: una botella de vino de buena fama por tierras vecinas.copa250 Hace unos días nos volvimos a ver y cumplió su palabra el bondadoso personaje no sin antes excusarse por la tardanza. La excusa no podría ser de mayor calado, su mujer había estado enferma durante unos días y finalmente había fallecido.

            Nunca es buena fecha para afrontar una desgracia, menos cuando es de tal envergadura, y por su puesto nefasto es tener una fecha en el calendario que te la recuerde cada año. Esta historia no tiene moraleja, esto no es un cuento de navidad, pero me dio y me sigue dando que pensar en estos días, tanto por la situación en sí como por el talante de mi amigo para cumplir su promesa en tales circunstancias.

 

“Bebed porque sois felices, pero nunca porque seáis desgraciados”. Gilbert Keith Chesterton

 

Es como un tazón de cereales gigante, más natural imposible.

            Una botella de vino es un buen regalo para compartir en momentos especiales con personas especiales. Igualmente una buena cerveza puede ser el catalizador de una “quedada social” con amigos o familiares.cerveza200

            Desde hace algunos años tengo la “extraña” afición de querer desentrañar los secretos de La Colonia a través de sus libros, sus paisajes, sus gentes, sus costumbres... Todo eso me ha llevado a leer mucho sobre la historia de la formación de nuestros pueblos al amparo del Rey Carlos III y sus alfiles (ministros, políticos, contratadores, comandantes, etc.) y de cómo sus peones, los colonos, fueron superando todas las pruebas que se encontraron en el camino hasta llegar a ser lo que hoy son. Es por esto que cuando llegó a mis manos una cerveza denominada Thurriegel quedé poco menos que sorprendido. Esta cerveza, si mal no lo he entendido, es una iniciativa carloteña, con un tratamiento en barriles montillanos y envasada en Sevilla. Curioso es el nombre que los autores de esta cerveza le han dado  por las controversias que supuso el personaje en cuestión, si bien es cierto que lo importante es el sabor del producto, el buen sabor que desprende este líquido artesano.

 

“Todos deberíamos creer en algo. Yo creo que tomaré otra cerveza.” Popular

 

Vino, cerveza y anísanis200

Pero estamos en Navidad y la bebida típica de estas fiestas, es primordialmente el anís. El anís que acompaña las despedidas laborales en los “tajos”, que anima y calienta el cuerpo de los tareros que se encargan de la recolección de la aceituna que poco a poco se va terminando  por estas latitudes a medida que termina el año. Anís que da luz verde al festín de dulces caseros en las reuniones de empresa, de amigos, de estudiantes, familiares, etc. Anís que da de comer a familias enteras en pueblos como Rute al igual que el sector de las bodas lo hace en el nuestro ("Fuente Palmera de Boda 2015" se ha incluido en el calendario de ferias comerciales oficiales de Andalucía para 2015).

            Anís cuya botella se usa para cantar villancicos como los que el Coro Rociero Amigos de San Isidro regala en su III Carretilla Solidaria con tan buenos fines, o como los que cantan los integrantes de la asociación El Tamujar en sus innumerables actividades navideñas,locos450 o como los que comparten los voluntarios y visitantes a la asociación de Alzheimer de Fuente Palmera, los que se oyen en las actividades navideñas de las ELAs o como los que se escuchan en todos los negocios de La Colonia que en estos días se afanan por dar vistosidad a sus establecimientos.

Villancicos anisados que se mezclan con el campanilleo de los locos. ¡Ya vienen los locos! Y vienen reinventados. Fuente Carreteros siempre ha tenido un  espíritu independiente y original como bien se puede apreciar, a modo de ejemplo, en el libro sobre pregones de feria que publicaron desde esta localidad a mediados de este año que se acaba. En dicho libro se aprecia una colorida diversidad de pregoneros, temáticas de los pregones y carteles de feria a cada cual más destacable. Así pues, en este año la innovación es la Escuela de Locos que involucra a los más pequeños garantizando así el futuro de esta folclórica danza de orígenes “semi-desconocidos” o “semi-olvidados”.

Bebo porque tengo vergüenza. ¿Vergüenza de qué? Vergüenza de beber. El Principito

¡Feliz 2015 a tod@s!>

 

Emilio J. Domínguez

Descripción

Más en esta categoría: « De agricultura y apps A todo tren »
Inicia sesión para enviar comentarios
Mantersol

Nuestras Firmas

soniarovira sergiogarcia emiliodominguez merchepena jesusalinquer myriamarmela franciscotubio silviacabello ongouzal juansegovia manololeon BannerBernabe